lunes, 30 de agosto de 2021

S.A.S. vs. S.A.

Santiago Cossio
Por Santiago Cossio*

El emprendimiento unipersonal vs. el emprendimiento colectivo y sus implicaciones en la economía.

El presidente Santos, en aras de facilitar la creación y formalización de empresas, apoyó la figura de la sociedad anónima simple reduciendo los requisitos y trámites para su creación. Hoy tenemos un mundo de emprendedores individuales que les toca más difícil en cuanto a todo lo administrativo y financiero, pero, si vemos el panorama empresarial, son las sociedades anónimas y grandes empresas las que tienen mayor porción de mercado y mayor posibilidad de sortear las crisis. Estás últimas son las que cotizan en bolsa de valores, exportan, tienen juntas directivas para mejor toma de decisiones y al unir capitales pueden crecer más fácil.

El fenómeno viene también de lo público donde el emprendimiento ha sido premiado más en lo individual. Incluso las sociedades al tener un imporenta del 35% se hace más atractivo emprender como persona natural. Ser tu propio jefe tiene pros y contras. Hay libertad para decisiones, pero también puede llegar la enfermedad de la procrastinación y limitar las posibilidades de crecimiento. En cambio, las responsabilidades societarias pueden ser motor del desarrollo empresarial.

En ciudadanía cultural se debe educar a la población en la confianza interpersonal. Estar seguro genera identidad y confianza inversionista lo que llevará más adelante a que la gente confíe en crear empresas entre varios socios.

Si vemos el panorama empresarial colombiano el tema es desolador. Prácticamente la gran empresa es mínima y todo se basa en micro y famiempresas. Esto se refleja en la pobreza de bolsa de valores que tenemos donde solo 68 empresas de 1 millón 500 mil empresas cotizan sus acciones. No nos alcanza ni para tener un s&p 100. Estados Unidos tiene el indicador s&p 500, las 500 primeras. Debemos comenzar por educar en confianza e identidad para que más adelante podamos tener empresas más grandes.

P.D: la Bolsa de Valores de Colombia debería abrir una bolsa de valores naranja donde artistas y las industrias creativas puedan vender sus emprendimientos por acciones. Cuando llegó el Nasdaq (bolsa de valores tecnológica) a Wall Street inicialmente fue motivo de temor inversionista, pero hoy puede decirse que es motor de la riqueza de los países que nos aventajan en tecnología.